Fachadas Structura

Fachada Autoportante

La solución constructiva del cierre consiste en separar la hoja exterior de la fachada de la estructura del edificio, permitiendo el paso de una cámara continua con aislamiento. También se conoce como fachada pasante.

Mediante esta técnica, se alcanzan tres objetivos fundamentales: estabilización de la fachada, eliminación de fisuras y supresión del conflicto constructivo que supone el confinamiento del cierre entre los forjados.

El Sistema G.H.A.S. facilita y optimiza, de manera notable, los procesos de ejecución y finalización de la obra, garantizando la estabilidad de los componentes que forman la fachada principal mediante elementos de calidad.